Bajarse libros, subir los colores

Hoy he comido con varias personas, entre las cuales una de ellas me ha pedido que le recomendara tres libros:

La verdad es que son tres títulos que me han entretenido y me han parecido más que interesantes. Quizá me quedo con el tercero, ya que supe que su autor es un mendigo que contó su cruda vida en primera persona.

Pues bien, tras la recomendación, he escuchado: “Ah, vale, gracias, así me los bajaré”. He debido poner tal cara de sorpresa y extrañeza, que se le han subido los colores. Le he dicho: “No emules a los de emule…”.

Coches y jamones*

Y, hace tiempo, comí con mi amigo Patxi y me contó algo que me dio qué pensar. Estaba con su hijo pequeño, quien desmontó por completo a su muñeco. “¿Por qué lo has hecho, hijo?”. “Porque se puede”. Esa respuesta le hizo reflexionar y me decía: porque se puede la gente se baja discos, películas, series y se está desangrando la industria. Y, créeme, me aseguraba, si la gente pudiera, se bajaría coches y jamones como quien se descarga una de Amenábar o el penúltimo best seller.

Carta publicada en ‘El cartero’ de Lorenzo Silva (XL Semanal)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s