José María Domench, editor y autor de ‘Cuentos desde la otra orilla’: “Mis relatos están entreverados de imaginación y de realismo”

Las orillas están para cruzarlas. José María Domench ha querido cambiar de sombrero y sumergirse en unas aguas literarias que conoce, controla y domina como editor desde hace 150 títulos. En esta ocasión, y como broche a su fecunda vida profesional, Domench firma ‘Cuentos desde la otra orilla’ (sahats). Con un estilo sencillo, quien tenga estos relatos en sus manos se verá salpicado por una treintena de historias que saldrán a la luz el 17 de octubre a partir de las 20.00h en Walden (Paulino Caballero, 31, Pamplona), uno de los templos de las Letras navarras.

¿Por qué decide dar el paso y cambiar de orilla?

Yo he tenido una vida profesional intensa como editor, pero nunca he abandonado la escritura. Sobre todo, en textos etnográficos, de cultura, fotografía, gastronomía, etc. Pero hace veinte años me puse delante del  Mac y me salían del interior unos textos paradójicos, que estaban llenos de sorpresas también para mí mismo. Y pasé a la otra orilla con convicción y satisfacción.

¿Qué pretende transmitir al lector a través de estos cuentos?

No sé si pretendo transmitir algo al lector, porque no tenía pretensiones de publicarlos. Me bastaba con que lo leyera mi entorno más cercano: mi mujer, mis hijos adolescentes, mis amigos, pero después de una vida intensa como editor los pongo ahora a disposición de todos para que participen de mis sueños, mis fantasías, mis pesadillas.

Con un lenguaje sencillo, algunos finales sorprendentes, humor y dosis de drama, ¿se refleja la vida misma?

Creo que reflejan la vida en su vertiente de ensoñaciones, emociones íntimas y hasta en los desequilibrios cerebrales.

¿Cómo reparte en sus textos los ingredientes de la imaginación, la observación, el realismo…?

Mis relatos están entreverados de imaginación y de realismo, este basado en la observación o en la vivencia de la propia experiencia.

De los más de treinta relatos de ‘Cuentos desde la otra orilla’, seleccione y desgrane un fragmento.

Me gustan los finales sorprendentes, que sea un tour de force inesperado. No me atrevo a desgranar un fragmento concreto, cada lector podrá elegir entre todos ellos, pues los hay para todos los gustos y sabores.

El prologuista de esta obra, Pedro Lozano Bartolozzi, detecta influencias de Kafka o Allan Poe en sus textos. ¿De quién bebe José María Domench a la hora de escribir?

No cabe duda de que a un lector empedernido le influye de alguna manera todo lo que cae en sus manos, pero tengo debilidad por el teatro del absurdo y por la novela negra desde Dashiell Hammett hasta el más contemporáneo Pierre Lemaitre. Y también han influido algunas de las novelas que he editado como la de Javier Corres o la tuya, Juan.

Salvat, Espasa Calpe, El País Aguilar… Toda una fértil vida profesional.

Sí, en mi vida profesional como editor –dedicación de la que estoy enamorado- he colaborado con excelentes editoriales de ámbito nacional, pero me siento muy satisfecho de mi fructífera colaboración con los medios locales, en especial con Diario de Navarra. Con este medio dirigí la Biblioteca Básica Navarra, quizá mi mayor reto profesional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s